No apurar

Recuerda que el asado no espera a los comensales, son los comensales los que deben esperar el asado. Es por eso que tómate tu tiempo y coloca en la parrilla cosas ricas de cocción rápida para empezar, como: longanizas, vienesas, longanicillas, verduras, etc. El picoteo previo calmará la ansiedad, te permitirá compartir con los amigos, y así dejas que la carne se ase lentamente para alcanzar un exquisito sabor.