Costillas jugosas

Te recomendamos retirar por completo la membrana semitransparente que cubre la parte trasera de las costillas, debido a que está compuesta de proteínas y colágeno, que al momento de cocinarse cambian de textura y se vuelven duras perdiendo su jugosidad.