¿Cuándo salar nuestros cortes?

Los cortes gruesos y animales enteros los salamos a lo menos 3 horas antes de tirarlos a la parrilla. Mientras que los cortes que tengan expuesta fibras musculares se salan después de haberlos dorado o sellado.