Ablandar es poder

Para que tu carne quede realmente blanda puedes sumergirla en aceite de oliva con ramas de romero y pimienta molida, y dejar reposar 2 días en el refrigerador. Sigue este consejo y no habrá paladar que se resista. TRANQUILO, no cambiará el sabor de la carne, solo la dejará más blanda y más jugosa.