La provoleta perfecta

Si quieres sorprender con una provoleta crocante por fuera y suave por dentro, presta atención… Para esto, es necesario dejarla reposar al aire libre durante 1 día, dándole vueltas al menos una vez para que se endurezca por ambos lados.  Finalmente cuando la llevemos a la parrilla, cocínala durante 3 minutos por lado, a fuego medio/alto. ¿Qué tal?