Langostinos a la parrilla

Una de las reglas de oro para hacer los langostinos a la parrilla, es asarlos con su caparazón, de forma rápida para que no pierdan el jugo de sus cabezas y queden con un concentrado sabor y aroma a mar. ¡Inténtalo!