¡Descongela!

Si quieres un asado que sorprenda a tus invitados, la preparación de la carne debe empezar con una noche de anticipación. Tranquilo, no es que tengas que prender la parrilla un día antes. Hablamos de descongelar la carne al menos 8 horas antes de tu asado.